Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información
Ir a la Home
  Portada    Noticias    Crónicas    Reseñas    Superventas    Concursos    Ultimas Novedades    Agenda    Enlaces 45 visitantes 29/9/2020





Afiliate a la AEFCFT





Editorial:Minotauro
Saga de la Costa Oeste 1
Colección: Biblioteca Ursula K. Le Guin
Título Original: The Gifts
Fecha Publicación: 08/05/2008
ISBN: 978-84-450-7701-6
Páginas: 238
Cubierta: Cartoné con sobrecubierta
Precio: 18,00 ?
Otras obras del Autor/es
Cuentos de Terramar
Gigamesh nº 44 - Especial Ursula K. Le Guin
Los dones (2006)
El ojo de la garza
Los mundos de Ursula K. Le Guin
Voces
El mundo de Rocannon
Poderes
La mano izquierda de la oscuridad
Lavinia
Mundos de Exilio e Ilusión
Texto Contraportada

En las Tierras Altas, una tierra sembrada de luchas, ambición y orgullo, dos jóvenes deberán aprender no sólo a sobrevivir, sino a asumir sus propios dones, su propio papel en el mundo.


Orrec y Gry son amigos desde siempre. A pesar de pertenecer a dominios distintos, han crecido juntos en las Tierras Altas, una región tan dura, feroz y orgullosa como sus gentes. Los habitantes de todos los dominios fomentan un estado de perpetuo conflicto, ambicionando siempre aumentar sus posesiones a costa de sus vecinos. Los dones son poderes y cada dominio ostenta el suyo. Gry, como hija de la brantor de Barre, tiene el don de atraer a los animales para la caza. Orrec, por su parte, es hijo del brantor de Caspromant por lo que tiene el don de deshacer. Sin embargo, mientras Gry se niega a usar su don, Orrec se enfrenta a un terrible sino: tiene el don más poderoso de todos pero no puede controlarlo.


«Una brillante reflexión sobre el poder y la responsabilidad que conlleva.»
PUBLISHERS WEEKLY



Puede comprarlo en los siguientes sitios:
Cyberdark Estudio en escarlata Amazon

Compártelo:


delicious digg technorati yahoo meneame meneame meneame

Volver a la portada