Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información
Ir a la Home
  Portada    Noticias    Crónicas    Reseñas    Superventas    Concursos    Ultimas Novedades    Agenda    Enlaces 163 visitantes 3/7/2020





Afiliate a la AEFCFT



El bosque animado. Wenceslao Fernández Flórez



Editorial:Espasa Calpe
Colección:Austral
ISBN: 978-84-670-2190-5
PVP: 8,5 ?
Texto Contraportada

"Éste -nos dice Wenceslao Fernández Flórez (1885-1964)- es el libro de la fragua de Cecebre. San Salvador de Cecebre es una parroquia de Galicia, rugosa, frondosa y amena. Cuando un hombre consigue llevar a la fraga un alma atenta se entera de muchas historias... Entonces se comprende que existe otra alma allí, infinitas almas: que está animado el bosque entero." Afinando su mirada poética, Fernández Flórez ha logrado captar todas esas historias y comunicarlas en esta novela deliciosa y profunda. El lector que se acerque a ella descubrirá bajo la seductora y mágica narración los latidos ocultos del alma humana en consonancia con la naturaleza. José-Carlos Mainer, catedrático de Literatura de la Universidad de Zaragoza, nos ofrece una guía muy rica en sugerencias de lectura y explica la significación del autor en la narrativa de su tiempo.


Puede comprarlo en los siguientes sitios:
Estudio en escarlata Amazon

Nuestra Crítica

Hay un problema con la literatura española más o menos clásica, y es un problema que se llega a extender a muchos géneros: la conocemos en el colegio. Y conocer cierto tipo de obras como "La regenta" con 15 o 16 años te hace, directamente, no comprenderlas, cogerlas manía y enterrarlas como trauma infantil junto con el análisis sintáctico, la composición de los óxidos y los afluentes del Tajo. Supongo que esta es la razón por la que se nos olvida que, entre esas obras, hay mucha literatura accesible, sencilla, bien escrita, con los objetivos claros, y no esos tostones infumables que es como los veíamos entonces.


El Bosque Animado es un libro de fantasía humorística que toma como base las tradiciones y supersticiones gallegas. Lo sorprendente, al menos para mí, es que tiene exactamente las mismas virtudes que cualquier libro de fantasía con humor que encuentre uno en la estantería: un mundo muy bien retratado, buenos personajes, toques fantásticos sutiles, interesantes digresiones... De hecho, tan poco acostumbrado a la literatura hispana de esa época (y anterior), me resulta difícil juzgarla con otros parámetros que con los que juzgamos la ciencia ficción y la fantasía contemporánea: tiene estructura de fix-up (capítulos autoconclusivos y casi independientes en un escenario común), el humor es parecido al de Pratchett y el humanismo, como el de Clifford D. Simak. Pero no: es un libro tipicamente español ? o gallego - , desde la forma de mirar la fantasía  hasta en cómo el humor se une con el terror, el melodrama, la brutalidad, el romanticismo y cómo las metáforas infantiles y las profundas se suceden sin que parezcan estorbarse.


La mayor virtud está en los personajes, árboles, topos, perros, truchas, gatos, personas ricas, personas pobres e incluso moscas. En los animales se bromea con un antropomorfismo suave e irónico (del estilo del posterior "Eres una bestia viskovitz" de Alessandro Boffa, o del muy anterior y muy irregular "Vida privada y pública de los animales") donde se bromea con movimientos sociales y políticos con alguna situación esperpéntica y muy divertida (el mitin de las moscas, la concentración de gatos, el perro comunista), pero sin dejar un tono muy tierno: Fernández-Florez ama a sus personajes y a sus paisajes, y todo esto se transpira en cada página.


El estilo es muy sencillo y directo, y hace que las bombas de emotividad caen con eficacia, sin darte cuenta que también tú amas a todos los habitantes de la fraga de Cecebre, y contradiciendo muchos prejuicios respecto a la literatura de este país. Eso sí: en las ediciones actuales no se pueden aguantar el academicismo, y uno lee desde destripes directos en prólogos y epílogos como no vaya directamente al relato, así como nociones tan absurdas como que un estilo elaborado es mejor que uno facilmente legible. Quizás esas guías de lectura, inútiles, superficiales, que quitan todo el espíritu al libro, que se centran en cosas circunstanciales en vez de lo verdaderamente importante de la construcción del relato, que utilizan un lenguaje rebuscado y pedante (cosa de la que, irónicamente, se burla Fernández-Flórez en un capítulo) para dar un tono elevado a los conocimientos... aconsejo saltarse esas páginas e ir directamente al relato. Que, sin duda, "El bosque animado" es de los mejores y más bonitos libros fantásticos escritos en este país.

Carlos Jürschik

Compártelo:


delicious digg technorati yahoo meneame meneame meneame

Volver a la portada